Para que tus posibilidades de obtener un trabajo sean mayores, te recomendamos:  
 
Ser abierto
Es decir, mantener siempre la actitud de "aprender a aprender", de estar en permanente actualización; no solo a través de cursos de capacitación, si no con la disposición de aprende aún del trabajo cotidiano.
Ser autónomo
Autónomo, esto es, trabajar con iniciativa y corresponsabilidad ejerciendo una automotivación para realizar el trabajo propio lo mejor posible, dando el máximo esfuerzo en las tareas asignadas considerando en ello la mejora continua del Centro de Trabajo.
Ser amigo
Con la capacidad y la disponibilidad para adaptar tu personalidad al entorno de trabajo, al crear relaciones laborales efectivas y sanas que contribuyan a conformar un ambiente cordial, cooperativo y grato; colaborando activamente con las personas que están en tu entorno.
Ser equipo
Es decir, centrar en el resultado colectivo la razón de ser del trabajo individual, con sentido de pertenencia y solidaridad al tomar siempre parte activa en las situaciones laborales.
Ser efectivo
Desempeñando las tareas relativas al trabajo de tal forma que pueda reflejarse tu excelencia y dominio en el área laboral.
Ser buen comunicador
Con la capacidad de expresar ideas y conocimientos de tal forma que los receptores del mensaje lo comprendan. Buscar siempre que los problemas se resuelvan a través del diálogo y el entendimiento del papel que cada uno tiene en el Centro de Trabajo.
Ser creativo
Con la capacidad para resolver los problemas que se presentan en el trabajo de diferentes formas o considerando distintas perspectivas.
Ser líder
Capaz de conducirse con efectividad en el papel que a cada uno corresponde desempeñar, con la visión de considerar las fortalezas propias y las de los demás, así como las debilidades; abriéndose siempre al trabajo en equipo.
Ser sensible
Con la capacidad de reconocer el impacto y las implicaciones de las decisiones que a nivel técnico, intelectual o moral se toman dentro del Centro de Trabajo, y actuar en consecuencia y con responsabilidad frente al interior y entorno de trabajo.
Ser tolerante
Ser tolerante, respetar las distintas posturas de los colaboradores y compañeros de trabajo dentro de un marco de respeto a las ideas, expresiones y conocimientos. Así como ser capaz de mantenerse firme ante situaciones de presión, ya sea laboral o personas dentro del Centro de Trabajo.
Ser dinámico
Tener habilidades para proponer y comunicar ideas, emprender acciones, prever y resolver problemas en acontecimientos positivos o negativos que interfieran en el adecuado desempeño de las actividades del Centro de Trabajo.
Ser responsable
Ser responsable, llevar a cabo sus funciones en el tiempo y en la forma establecidas por el Centro de trabajo sin entorpecer la labor de las demás, y aceptando aciertos, errores y las consecuencias de un hecho realizado libremente.
Ser formal
Ser formal, tener un sentido de compromiso e identidad con el espacio donde se desempeña un trabajo, reflejando sus propios valores en congruencia con ideas y acciones, individuales y colectivas.
Ser cumplido
Ser cumplido, ser capaz de trazarse metas y objetivos viables, acordes con el trabajo que se realiza, llegando siempre a la conclusión de los mismos en beneficio propio, y principalmente, del Centro de Trabajo.
 
Fuente: OLA